29 ago. 2012

Por las calles de Porto /// In den Straßen von Porto /// On the streets of Porto


Como explicamos ayer, dedicaremos esta semana al completo a la ciudad de Porto, en Portugal.
Paseando por sus calles nos ratificamos en una idea que siempre nos acompaña cuando viajamos por este país tan querido para nosotros:
Portugal es excesivo.

Wie wir gestern schon erwähnt hatten, werden wir diese Woche uns nur der Stadt Porto, in Portugal widmen. Bei den Spaziergängen durch die Straßen begleitet uns immer der Eindruck wenn wir durch unser beliebtes Land reisen:
Portugal ist exzessiv.

Y barroco, en el sentido más amplio (y positivo) de este término.
No sólo por sus impresionantes iglesias revestidas con esos maravillosos paneles de azulejos y con recargados interiores dorados.

Der Barrock, im weitesten (und positivsten) Sinne dieser Bezeichnung.
Nicht nur wegen seiner beeindruckenden Kirchen, die mit diesen wunderbaren Fliesen auf den Fasaden und dem vergoldeten Interieurs ausgestattet sind.


Sino porque por donde quiera que uno pasee puede encontrar un detalle (o mil) que capte su atención.

Sondern auch überall wo man möchte ein Detail zu finden ist (oder Tausende) das die Aufmerksamkeit erregt.

En las empinadas callejuelas...

In den steilen Straßen...


 o en el alegre colorido de sus típicas fachadas.

oder in den leuchtenden Farben seiner typischen Fassaden.

¿Podéis imaginar esta ciudad a comienzos del s. XX, cuando todos estos edificios, hoy en su mayoría abandonados y ruinosos acaban de construirse?

Könnt ihr euch vorstellen wie diese Gebäude zu Beginn des XX Jahrhunderts nach Fertigstellung aussahen, und heute ist der Grossteil verfallen und verlassen.

 
Probablemente podríamos buscarle un sentido poético a los graffiti que "adornan" las fachadas...

Wahrscheinlich kann man einen poetischen Sinn suchen bei den Graffitis die, die  Fasaden "schmücken"...


Sabemos que se dice que este estado decadente acentúa el carácter bohemio y el encanto de la ciudad...

Wir wissen das man sagt das dieser dekadente Zustand akzentuiert den bohemien Charakter und den Charme der Stadt...

Pero a nosotros esta visita nos ha dejado un sabor agridulce.

Aber für uns hat dieser Besuch einen bittersüßen Geschmack hinterlassen.


 Dulce porque no cambia...

Süß weil sich nichts ändert...


..y amargo precisamente por eso.

...und bitter genau aus diesem Grund.


  
 



  
 
 
Fotos: Wunderkammer

4 comentarios :

  1. He de volver a Oporto. Después de ver estas fotos tengo la impresión que estuve poco tiempo. Y poco fue lo que ví.
    Preciosas imágenes. Y, te doy la razón con el sabor agridulce que te deja visitar lugares que no han cambiado porque los están dejando morir lentamente.

    Abrazos, Jürgen.

    ResponderEliminar
  2. Hola Enrique. Es una ciudad para volver muchas veces, siempre descubres algo que no conocías.
    Nosotros volvimos tristes por ese motivo. Aunque peor es lo que encontramos en otras ciudades, en las que directamente los edificios antiguos habían desaparecido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Conozco la ciudad y tienes toda la razon devio de ser impresionante en su epoca pero en la actual a mi me deprimio vastante. Gracias por compartirlo.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, las fotografías, pese a ser estupendas, dan la sensación de decadencia y abandono. Muchas ciudades, prósperas en algún tiempo, no han podido mantener la belleza de cuando se construyeron.
    Siempre he querido ir a Portugal, con lo cerquito que está y no la conozco.
    Muchas gracias por compartir con nosotros, por cierto, que he visto el sillón de vuestro último post y me encanta.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar