1 nov. 2009

José Guadalupe Posada: "Tan grande como Goya" / "As great as Goya"

Hoy es un día(o fin de semana) en el que algunos pasean por las calles disfrazados de zombis y otros llenan de flores los cementerios y recuerdan a sus difuntos.
Particularmente, y desde mi cultura alemana, llama especialmente mi atención, el modo de enfrentarse a la muerte y celebrar este día por parte de los mejicanos, de modo casi humorístico, alegre y festivo.
Este punto de vista se ve excelentemente reflejado en el trabajo del que para mí es sin duda el mejor grabador del s. XX y del que Ribera dijo que era “tan grande como Goya”.


José Guadalupe Posada (1852-1913) nació en Aguascalientes, Méjico.
Recibió algunas lecciones formales sobre dibujo, la litografía y el grabado en el taller de Trinidad Pedroso.
Comenzó su actividad ilustrando el periódico El Jicote, donde a través de sus dibujos ingeniosos hacía una crítica política que acabaría por provocar el cierre de la publicación.
A los 37 años de edad, se trasladó a la Ciudad de México, donde trabajó como dibujante de imprenta realizando temas de carácter popular. Se trataba de hojas impresas en un papel con color, muy fino, que servían para informar al pueblo de todos los sucesos: eclipses, terremotos, crímenes, etc.
Otro de sus temas favoritos fue el de ilustrador de los corridos de la época. Realizados mediante planchas de Zinc, en hojas que después se vendían a bajo precio en las ferias y fiestas populares, muchas veces servían después para decorar las viviendas humildes.
Una de sus figuras más conocidas es D. Chepito, figura mejicana que fumaba marihuana y se emborrachaba.
Pero también realizó temas cruentos como fusilamientos a veces influidos por temas pictóricos muy conocidos (Incluido Goya), en los que el pueblo se convierte en el héroe.

Pero el tema más importante en su obra y que lo relaciona con el día de hoy es la calavera. De él hablan continuamente los corridos en tono de burla. Aunque sus grabados a menudo son relacionados con el Día de los Muertos, realmente su intención es satírica, de la vida política y la miseria en que vivía el pueblo.
En sus dibujos la calavera se convierte en diversos personajes, se transforman en esquelas de personajes públicos.

La calavera catrina es la dama de la muerte vestida como una gran dama con sombrero.

Sus dibujos son una crónica de la etapa en que vivió, pero sin embargo en vida no tuvo el reconocimiento a su labor artística. Para los académicos su actividad era considera como artesanal.
Murió en la pobreza y su cuerpo enterrado en la fosa común, el 20 de enero de 1913, en la ciudad de México.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada