13 ene. 2011

¿Qué es una Cámara de maravillas o Wunderkammer? / What is a chamber of wonders or Wunderkammer?


Rincón de una wunderkammer. Fran FRancken II, 1636
Desde siempre me ha fascinado la idea de la Cámara de maravillas o Wunderkammer. Solo su nombre evoca ya un lugar fantástico, privado y personal, oculto, lleno de prodigios y donde todo es posible.

Me había propuesto que la primera entrada de este año fuese especial y entonces he recordado que hasta ahora no hemos tratado el tema que precisamente da el nombre a mi tienda y a este blog.
Más vale tarde que nunca ¿No os parece?

Anónimo, Cabinet de curiosités, Cámara de maravillas,
Wunderkammer(fin. s.XVII). O/l , Florencia, Opificio delle Pietre Dure.

Se dice que el instinto coleccionador va unido a la misma naturaleza humana y que ya en las civilizaciones primitivas se observa la tendencia o necesidad de posesión de objetos.

Anónimo, del Gabinete de Curiosidades (finales del XVII ° siglo). Óleo sobre lienzo.

El origen de la Wunderkammer, y por extensión de lo que entendemos como coleccionismo moderno, comienza con el Duque de Berry, hermano de Carlos V (1340- 1416), en la corte de Borgoña. En su colección, que se repartía entre los numerosos castillos de sus grandes feudos, hacen aparición una serie de objetos que serán el fundamento de las Cámaras de Maravillas de los s. XVI y XVII.

 Museo Cospiano Catálogo de la coleción publicado en  Bologna en 1677

Si hasta ese momento los objetos se habían valorado por el material precioso en que se habían realizado (los tesoros); a partir de aquí se valorarán también por su contenido estético, artístico, histórico y/o su rareza:
Joyas y reliquias, bordados, tapices, colecciones de juegos diversos, vajillas de oro, esmaltes, relojes, tinteros, elementos de la naturaleza (que tanto éxito van a tener en el s.XVI) como cocos o cristal de roca ricamente tallados, objetos menudos, a veces insignificantes. Contravenenos, como cuernos de unicornio (que eran dientes de narval), lenguas de serpiente, cuernos de ciervo volante montados en plata, y refinados objetos técnicos como microscopios. También contaba con colecciones zoológicas en los jardines, y una colección de retratos de poderosos y emperadores.
Anónimo. Cámara de maravillas de Ferdinando Cospi en Bologne.
 1677, grabado, Biblioteca Estense, Módene.

Por lo tanto, estas colecciones de los s.XVI y s.XVII se organizan en torno a dos ejes principales: Naturalia o cosas de la naturaleza ( Algunas veces incluso recreados. No faltaban seres míticos, tema que daría para otra entrada) y artificialia u objetos creados por el hombre (como arqueología, etnografía, arte, reliquias, objetos religiosos y antigedades).
Anónimo. Gabinete de Manfredo Settala en Milan, Grabado, 1664.
Como dice Michael Kimmelman  (The Accidental Masterpiece: On the Art of Life and Viceversa), contenían cualquier cosa, siempre que fuera la más grande, la más pequeña, la más rara, la más exquisita, la más bizarra o la más grotesca.
Anónimo. Wunderkammer de Ferrante Imperato de Nápoles, 1672.
Grabado, Biblioteca Estense, Módena.

Estas colecciones fueron los precursores de los museos. En ellas Los objetos se ordenan, se reúnen e interpretan y se analizan de un modo precientífico. Es un coleccionismo ecléctico, caótico, pero a la vez organizado para ser expuesto.


Gobernantes y aristócratas, mercaderes y burgueses, así como los primeros practicantes de la ciencia en Europa contaban con su propia colección. Wunderkammern famosas fueron las de Rodolfo II de Habsburgo (1552-1612), la del Archiduque Leopoldo Guillermo (1614-1662), la de Federico Augusto el Príncipe Fuerte(1679-1733); Carlos I de Inglaterra(1600-1649) , el Zar Pedro el grande (1672-1725), la de Ana María Luisa de Médicis (1667-1743) , Mazarino, Gastón de orleáns (1608-1660), las Monasterios de San Martín de las Escaleras cerca de Palermo, y las de estudiosos como Peiresc, Ole Worm (médico sueco) o Lorenz Hoffman (médico alemán).

Los gabinetes de curiosidades desaparecieron en los s. XVIII y XIX. Los objetos considerados más interesantes pasaron a formar parte de los museos de arte y de historia natural .

Anónimo. El gabinete de Ole Worm, 1655, grabado, Biblioteca Estense, Módena.

Más información:

http://en.wikipedia.org/wiki/Cabinet_of_curiosities

6 comentarios :

  1. Debe ser complicado crear una cámara de maravillas...hay que tener mucho gusto, saber moverse y aprender a conservar...uf, cosa complicada.
    Me alegra poder saber más sobre estos lugares llenos de objetos tan asombrosos y cargados de historia.
    A estas alturas no sabía que tenías la tienda en online...me he quedado fascinada con las cámaras fotográficas...Más vale tarde que nunca :) me alegra muchísimo haberme podido enterar y voy ahora mismo a empeparme bien de tus delicados objetos.

    Un abrazo fortísimo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elisa.
    Yo creo que cada uno tenemos nuestra propia wunderkammer, con todo aquello que compone nuestro propio mundo. No crees?
    Me alegra que te haya gustado mi tienda. Estoy en ello ahora, agregando cosas nuevas cada día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Apreciado Jürgen,
    Me ha encantado el post sobre estas fantasticas camaras de maravillas, porque hasta ahora solo conocia la tuya, en la que por cierto siempre se encuentran cosas fantasticas!! Gracias por otro post tan bien documentado y como tu bien dices, que mejor manera de empezar el año!!

    Un abrazo bien grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo18/3/15 3:31

      En México...visita el mercado de la Merced o en la Lagunilla y encuentras espléndidas cámaras de maravillas...

      Eliminar
  4. Me permito indicar un error. Al referirse a Rodolfo II de Hamburgo, me imagino que la persona en cuestión es Rodolfo II de Habsburgo (Kaiser Rudolf II. von Habsburg) quien recidió en Praga y fue conocido por su gran colección de arte.
    Saludos de Viena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su corrección. Ha sido un error mío a hacer la traducción.Muchas gracias de nuevo.Un saludo.
      Jürgen

      Eliminar