26 ene. 2011

El Capricho de Gaudí. Comillas (Cantabria-España)

Como ya os comenté (y os habréis dado cuenta), en las pasadas Navidades me dí un paseo por Cantabria. Disfrutamos casi todos los días del sol, cosa que agradecí enormemente viniendo de un invierno nieve y lluvia en Alemania.
Pero, precisamente el día de la visita al lugar que os presento hoy, el tiempo no acompañaba.
No paraba de llover. Y lo siento, porque en las fotografías no se aprecia el excepcional colorido de este magnífico edificio.

Si pasáis por Comillas, la visita a este emblemático lugar, conocido como "El Capricho" es imprescindible, ya que éste es uno de los únicos tres edificios construídos por el arquitecto catalán Antoni Gaudí fuera de cataluña (y el único en Cantabria).
Se lo conoce con este nombre porque fue un encargo de Máximo  Dïaz de Quijano, cuñado del Marqués de Comillas, que deseaba una casa de veraneo en esta localidad.
El encargo le llegó a un joven Gaudí de  sólo 31 años pero que comenzaba ya a ser uno de los principales representantes de la arquitectura modernista.
Una de las principales características de su primera etapa es el uso combinado de diferentes materales, lo que se refleja en este edificio: La fachada esta realizada en sillería y  ladrillo visto adornado con tiras de cerámica. El hierro forjado también está presente, especialmente en las barandas de las terrazas y balcones. En la fotografía inferior podéis ver como en uno de los balcones un banco realizado en este material ejerce de barandilla.
En el edificio la fantasía de Gaudí se entremezcla con una visión contemporánea de la arquitectura y la adopción de elementos históricos como el estilo neomudejar, presente en el uso de azulejos y ladrillo, y la torre .


Probablemente es la torre el elemento más llamativo del Capricho de Gaudí, por su altura y por el acabado poligonal recubierto de cerámica de diferentes colores, formas y motivos.

Visto de lejos nos recuerda a un alminar persa, remitiéndonos como decíamos a las influencias del arte mudéjar en los primeros años de Gaudí.
Unas escaleras de caracol conducen a esta zona que hace funciones de mirador, ya que el edificio se encuentra en una zona elevada.
Una curiosidad: Las baldosas de cerámica en el exterior tienen la medida de 15 x 15 que fue la medida- unidad que empleó Gaudí en esta construcción.
El patio de la parte sur, bordeado por un muro realizado en los mismos materiales.

Capiteles del arco de la entrada al edificio. Unos pájaros descansan sobre hojas de palma. Vemos aquí un tipo de representación característica del Art Nouveau y el modernismo.
El hierro forjado trabajado con formas retorcidas y originales es uno de los elementos característicos del arquitecto.

 Gaudí distribuyó las entancias en base a las actividades diarias, siguiendo la trayectoria del sol, de ahí el uso de esta flor como motivo decorativo en el edificio.




¿Verdaderamente era necesario poner la cja de luces rompiendo el azulejo?
Pero Gaudí se interesaba además por la decoración interior. Aquí vemos la chimenea con decoración cerámica en el dormitorio de la cara Oeste.
Cada uno de los techos de las distintas estancia uenta con un artesonado diferente.
Para la apertura de las ventanas ideó un original sistema de contrapesos hechos con tubos de metal, de modo que al utilizarlos emitían sonidos musicales.
El propietario era un gran aficionado a la música, quizá por eso en la decoración de algunas vidrieras se usaron motivos musicales .
O vegetales, como en las vidrieras en hall de entrada, en la fotografía inferior.


Abajo una de las piezas de mobiliario de línea orgánica diseñadas por el arquitecto catalán.

Actualmente "El Capricho" es propiedad de una compañía japonesa que instaló en él un restaurante que cerró hace aproximadamente un año,  al parecer por falta de financiación derivada de los gatos de restauración del edificio.
Hasta hace unos meses ha permanecido cerrado. Por suerte en la actualidad puede visitarse incluso el interior.
Personalmente lamento enormemente encontrarlo así, visitable, pero vacío y sin función.
A quien corresponda:
¿Un edificio emblemático como éste no podría ser rescatado para actividades artísticas aunque sea propiedad privada?
Imagino veladas musicales, exposiciones de arte, de mobiliario...¿Qué opináis vosotros?

Encontraréis una información muy completa sobre este edificio en este blog y también aquí

6 comentarios :

  1. WOW! This is so incredible. I've never seen anything like it before. Thank you so much for sharing, and also, I hope you are having a wonderful week so far, xo

    ResponderEliminar
  2. Visitable, algo es algo...
    Por aqui en el Sur se estila mucho tener grandes monumentos y simplememtes cerrados por falta de presupuesto y ni tan siquiera los puedes visitar. Craso ERROR!!!
    Besos y ahhh aclaración, soy granaina pero Dolores esta en Jerez.
    Pues eso, besos.

    ResponderEliminar
  3. Precioso post. Un recorrido estupendo por ésta pequeña-gran maravilla.Yo lo visité hace unos años y me encantó. Gracias por recordármelo.
    Bsstes

    ResponderEliminar
  4. Es una construcción impresionante en su totalidad e impresionante en detalle.

    ResponderEliminar
  5. Cierto que es una pena lo de la caja de luces partiendo el azulejo.

    Qué bonito capricho! entiendo que se antoje una maravilla así! ¡Guau! :0

    Alguna vez que la he visto en foto, me ha recordado a las construcciones de lego :)

    Me gusta mucho el torreón y algunas de las formas triangulares.

    Un abrazo, Jürgen.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante, gracias por compartir las imágenes junto a una explicación tan detallada, he visto esta casa en varios reportajes pero gracias a ti he podido percatarme de todos los detalles decorativos, me ha hecho especialmente gracia el uso del girasol por el motivo que nos cuentas.

    ResponderEliminar