15 jul. 2011

«Salvator mundi»: ¿Un nuevo Leonardo Da Vinci?


Leonardo da Vinci pintó «Salvator mundi» entre 1490 y 1500. La pintura, de 60 centímetros, muestra a Jesús de medio cuerpo con una mano alzada para impartir la bendición y un orbe en la otra.
Su composición fue documentada varias veces a través de dos dibujos preparatorios realizados por el propio artista, más de 20 copias pintadas por sus discípulos, así como un grabado realizado por Wenceslao Hollar en 1650.

La obra apareció mencionada por primera vez en la colección del rey Carlos I de Inglaterra en 1649. En 1763, fue subastada por el hijo del duque de Buckingham. En 1900 apereció de nuevo, dañada por malas restauraciones y con autoría poco clarasiendo adquirida por el coleccionista británico sir Frederick Cook.
Los descendientes de Cook la vendieron en subasta en 1958 como obra del discípulo de Leonardo Giovanni Boltraffio, y siendo adquirida  por 45 libras.
En 2005 fue adquirida por el consorcio privado neoyorquino RW Chandler. Hace unos siete años, su salida a subasta por 200 millones de dólares fue suspendida al existir dudas sobre su autoría.
Estas dudas  hicieron que se encargara a Robert Simon, doctor en Historia del Arte en la Universidad de Columbia,  Nueva York, un estudio de la obra que permitiera certificar su autoría.
Tras cinco años de investigación, Simon aseguró que el cuadro fue pintado por Da Vinci. «Tras un amplio tratamiento para su conservación, el cuadro fue analizado por una serie de expertos internacionales y todos llegaron a la conclusión de que Salvator mundi es el original pintado por Leonardo da Vinci», dijo.
¿Todos lo expertos?

Para el experto alemán Frank Zollner  la autenticidad no está aún completamente comprobada.

Según Simon, los factores que convencieron a los expertos de la autenticidad del Leonardo fueron, entre otros, la ejecución y el estilo, así como su superioridad sobre más de 20 copias conocidas, realizadas por discípulos y admiradores. Los pigmentos y la técnica también son coherentes con los empleados por el gran maestro renacentista, añadió.
Sin embargo, el profesor Zollner dijo: “Cabe preguntarse si una cara con una nariz tan larga se corresponde necesariamente con el perfeccionismo de Leonardo". "Todo esto es una hipótesis muy interesante, y vamos a ver si aguanta", dijo Zollner. "Uno debe considerar el final abierto."

Del 9 de noviembre al 5 de febrero de 2012 la obra se expondrá en la National Gallery de Londres en la exhibición “Leonardo da Vinci: Pintor de la corte de Milán”.
 "Nos parece muy interesante incluir este descubrimiento en la exposición. Será la prueba de fuego para la obra, ya que se podrá comparar directamente con otros trabajos de Da Vinci universalmente conocidos", afirmó el curador de la muestra, Luke Syson.

Fotografías: Vía

6 comentarios :

  1. Muy interesante la historia de este cuadro y la polémica de si es o no hace subir su precio...supongo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante. desde luego todo lo que tenga que ver con Leonardo sigue despertando curiosidad y misterio tantísimos años después de su vida. un abrazo y un besote

    ResponderEliminar
  3. Lo extraordinario de este cuadro, como ha dicho Guillermo Caso de los Cobos, es que se trata de un Cristo andrógino. El lado derecho es masculino y el izquierdo femenino, como Shiva.
    La representación andrógina de Cristo existió en el arte helenístico y medieval.
    También puede pensarse que los rasgos del lado derecho son europeos y los izquierdos asiáticos. La madre de Leonardo fue una esclava de origen asiatico.

    ResponderEliminar
  4. Qué polémica.
    Curioso saber esto. La verdad es que tiene todo el aire de Leonardo.
    Me asombra la bola de cristal...qué perfección!

    Un abrazo Jürgen!!

    ResponderEliminar
  5. Será? las obras de arte siempre están a un paso/una investigación de cambiar de autoría. Saludos!

    ResponderEliminar